Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 7 de julio de 2017

Cuatro miembros de una familia mueren mientras practicaban barranquismo

Por Nacional Newsgur

Unos padres y sus dos hijas han perdido la vida este jueves mientras practicaban barranquismo en el río Jerte de Cáceres. Las fuertes lluvias que se produjeron a lo largo de la jornada provocaron el desbordamiento del río que se llevó la vida de cuatro de los cinco miembros de esta familia. El monitor que los acompañaba y el hijo pequeño se han salvado de esta tragedia ocurrida sobre las 12:15 horas de la mañana cuando una gran ola les arrastró. Fue el mismo instructor quien avisó a los servicios sanitarios que se desplazaron hasta el lugar de los hechos. En el pueblo de Don Benito (Badajoz), donde residía la familia, se han decretado tres días de luto oficial.

El río Jerte en Cáceres fue testigo de la noticia más trágica de este jueves. Una familia perdió la vida en sus aguas cuando practicaban barranquismo. Cuatro de los cinco miembros de la familia no pudieron superar la fuerza con la que el agua les arrastró y fallecieron. Tan solo el hijo pequeño, de 6 años, y el monitor que les acompañaba sobrevivieron a la crecida del río. Los hechos se desarrollaron en torno a las 12:15 de la mañana. La familia había contratado los servicios de la empresa local JerteXtrem para practicar barranquismo. Se trata de un deporte que persigue el descenso de las paredes de los barrancos por los que fluyen los riachuelos con una cuerda como único soporte. La familia, natural de Don Benito (Badajoz) había decidido practicar este deporte pero el mal tiempo les jugó una mala baza.

Las fuertes lluvias que se registraron en la jornada de ayer provocaron el desbordamiento del río. Según la información proporcionada por fuentes de la Guardia Civil, se habría originado una gran ola que fue la culpable de arrastrar río abajo tanto al padre, José García-Margallo, de 43 años; como a la madre, Macarena Guisado, también de 43; y a sus tres pequeños: Macarena, de 11; Lourdes, de 9; y Joaquín, de 6. Fue David, el monitor, quien logró salir del río tras ser arrastrado y llamar a los servicios sanitarios. Un helicóptero, buzos, un equipo de montaña y patrullas de seguridad ciudadana de la Guardia Civil y bomberos se desplazaron hasta el lugar de los hechos.

Tanto el monitor como el pequeño Joaquín, quien sufre un traumatismo craneoencefálico leve; están fuera de peligro. Pero no ha sido así para el resto de su familia. Solo a una de las pequeñas se la trató de reanimar sin éxito. El resto de miembros de la familia ya había fallecido cuando los servicios de urgencia llegaron al lugar. El pueblo de Don Benito ya ha decretado tres días de luto oficial.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)