Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

domingo, 2 de julio de 2017

¿Dónde han quedado las muñecas de trapo?

Por Janet

Las muñecas de trapos son construidas con retazos de telas de diferentes colores, rellenas con pedazos de algodón y pintadas con la magia de la imaginación. Este tipo de muñecas pretende llenar un vacío de aquellos que se fueron recogiendo sueños dispersos en el tiempo que han quedado el corazón de muchas niñas pobres que no tuvieron la dicha de conocer otras muñecas debido a la falta de economía pero crecieron en el seno de una familia unida donde el juego de los hijos era la principal tarea a cumplir. Con esta narrativa se pretende estimular los valores donde se desprende el amor, la comunicación, la convivencia y sobre todo el humanismo. Además de la estimulación de desarrollar el sentido de la creatividad y la belleza.

Estas muñecas le han tocado el corazón y han hecho que nazca la ternura hacia la inocencia que transmiten estas muñecas, que en la actualidad se han vuelto una manifestación a la resistencia y una moda.

Las primeras muñecas de trapos que existieron eran las españolas, estas eran y son muy lujosas en la forma en que las vestían imitando a la realeza. Eran confeccionadas en aquellos tiempos con tubos de trapos sucios y viejos, generando enfermedades entre muchos niños, lo que trajo consigo que se impidiera su creación y uso.

En la actualidad debido a que las cultura se enlazaron se perdió esa cosa religiosa y, mítica que caracterizaba el uso de las muñecas de trapo y son consideradas hoy como un juguete tradicional para las niñas. Pues se dice que existía una antigua tradición en el que las quinceañeras bailaban el vals pasando una muñeca de trapo entre los bailadores, lo que representaba el paso de la infancia a la adultez. Todavía en algunos países de América latina, como es el caso de México los padres acostumbran a regalar la última muñeca en los 15.

Se dice que hoy los enamorados practican dar muñecas de trapo como emblema de los futuros hijos que podría tener la pareja, se colocan como adornos en los hogares y es un juguete tradicional que no debe desaparecer por ser parte de nuestra identificación cultural. Es esta la razón que estas muñecas constituyen una arte emparentado desde tiempos añejos a las creencias y a la fe.

En muchos países como en Cuba, existe la tradición de que las niñas bautizan con un nombre a sus muñecas de trapos, donde muchas de ellas no se separan de esas preciosuras, pues expresan tenerles lástima. Pues se dice que estas muñecas crean vínculos afectivos debido a su suave consistencia.

La confección de muñecas de trapo según varios especialistas sirve de terapia en los adultos mayores , proporcionándoles un espacio para mantener la cordura, es un ejercicio de concentración y acción productiva pues mejora la calidad de vida a aquellas personas que logran controlar sus sentimientos con esta creación. Pues según se cuenta plasman sus sentimientos en estas muñecas.

No cabe duda que ante la revolución de juguetes plástico que rigen en nuestra sociedad del consumo, donde no se tienen en cuenta los procesos de elaboración ni los cuidadeos del medio ambiente para su creación. Resulta imperante rescatar y reinsertar la elaboración y uso de juguetes tradicionales, como recurso para la integración social de las personas en el entorno familiar.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)