Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

lunes, 17 de julio de 2017

El gran fraude de los servicios médicos en Estados Unidos

Por Mgo87

Las noticias relacionadas con las estafas a los servicios médicos en Estados Unidos son bastante frecuentes, sobre todo aquellas que se realizan al famoso Medicare, el programa federal de seguro médico destinado a las personas mayores de 65 años o a las que tienen algún tipo de discapacidad o padecen una enfermedad renal crónica. En esta ocasión, más de 400 personas se han visto involucradas en un nuevo caso de fraude. Las autoridades federales han informado que estos individuos fueron acusados en la operación de desmontaje de uno de los fraudes más grandes en la historia de los servicios médicos de Estados Unidos, ya que alrededor de 300 agentes de distintas oficinas nacionales trabajaron en el desmantelamiento. 

Jeff Sessions, fiscal general de esa nación, lamentó que este gran número de profesionales de confianza en el sector médico, como doctores, enfermeras y farmacéuticos, priorizaran su ambición y avaricia antes que el mejoramiento de la salud de sus pacientes, quienes constituyen la razón de ser de sus profesiones. Violaron de esta forma principios éticos y juramentos que deben ser respetados bajo cualquier circunstancia. Esta situación no ayuda en nada a la crisis que está enfrentando Estados Unidos en su sistema de salud, que no es precisamente uno de los mejores del mundo ni de los más accesibles para millones de norteamericanos y personas de otras nacionalidades que viven allá, sobre todo inmigrantes. Los republicanos continúan buscando alternativas para liquidar la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama, con lo cual miles de ciudadanos corren el riesgo de quedar sin cobertura.

En medio de este panorama se da este caso, donde decenas de médicos y enfermeras se encuentran acusados de realizar transacciones fraudulentas valoradas en 1,3 mil millones de dólares. Del total de los acusados, 120 participaron en crímenes relacionados con los opioides, sustancias que manifiestan un creciente consumo en el país, que incluyen a medicamentos analgésicos entregados bajo receta médica. Como parte del proceso de la investigación, casi 300 trabajadores de la salud se hallan en procesos de destitución o de ser apartados indefinidamente del sistema de salud federal.  

Por otra parte, el equipo que lleva adelante las investigaciones descubrió igualmente prácticas ilegales, entre ellas la facturación falsa y fraudulenta, la distribución y prescripción de sustancias controladas sin objetivo médico legítimo, y esquemas de lavado de dinero. En este sentido sobresale el caso de los seis médicos acusados de fraudes de prescripción innecesaria de opioides en Michigan y de reclamaciones falsas al Medicare por un valor estimado en 164 millones de dólares. También está en fase probatoria que un centro de rehabilitación en Florida cobró al gobierno 58 millones de dólares para pruebas y tratamientos que realmente no se necesitaban, y se le acusa a sus directivos de atraer a adictos con tarjetas de regalo, visitas a clubes nocturnos y drogas. Evidentemente que últimamente en Estados Unidos muchas cosas no están marchando bien, desde la llegada al poder de Donald Trump, entre ellos el sistema de salud estadounidense.  

Comentarios destacados

Best Comments (last month)