Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 5 de julio de 2017

Evo Morales exige a Trump que pida perdón

Por Diana M.

Otro capítulo de tensiones entre izquierdas y derechas del mundo se reabre. Otra vez son los Estados Unidos y un país latinoamericano quienes confrontan, se exigen, y utilizan el discurso público como medio para disentir. Es en esta ocasión Evo Morales, presidente del estado plurinacional de Bolivia, quien levanta su voz en defensa no solo de su territorio, sino en franco resguardo por vecinos como Venezuela o Cuba. Recientemente, durante un acto multitudinario en el estado de Cochabamba, Morales exigió a su par norteamericano que debe pedir perdón a Latinoamérica por los golpes de estado e intervenciones militares que ha promovido y protagonizado en la región.  

La indignación del líder indígena partió de las propias palabras de Donald Trump cuando aseguró hace pocos días que la política de los Estados Unidos hacia América Latina durante su mandato será garantizar la democracia y la libertad. Con evidente tono irónico Evo saludó las palabras de su homólogo y agregó: “Si quiere garantizar democracia en América Latina, qué lindo sería que como Presidente pida perdón por tantos golpes de Estado en América Latina, intervenciones militares…”.

Desde su perspectiva, Morales dejó claro ante la multitud boliviana que no habrá una voluntad sincera de “ayudar” a los latinoamericanos, en tanto las Bases Militares, como la de Guantánamo en Cuba, continúen abiertas como centros de violaciones de los más elementales derechos humanos. Otro centro de críticas del izquierdista fueron las recientes declaraciones del magnate sobre la situación actual en Venezuela, un panorama que los medios de comunicación aliados de su gobierno pretenden vislumbrar como en crisis de gobernabilidad, al tiempo que financian todo tipo de actos de violencia, corrupción y desorden en el seno del país.   A su vez, condenó las nuevas políticas hacia Cuba, un binomio que había ganado en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas durante la administración de Obama, tras más de 50 años de ruptura, tensiones y distanciamientos. El pasado 16 de junio Trump anunció la cancelación de viajes a la isla vía cruceros, nuevas políticas relacionadas con el envío de remesas, entre otras, mientras calificaba de “régimen” el gobierno de Raúl Castro, proponiendo la urgente libertad para el pueblo de Cuba como de Venezuela. El abandono del Tratado de París es otro de los hechos que a decir de Morales, denuncian en sí mismos la vileza e inconciencia del presidente de los Estados Unidos.

La actual situación es paralela a las demandas de la Casa Blanca porque La Paz retire la visa que regula la entrada a Bolivia de norteamericanos. Ante la exigencia, Evo ha dicho que será posible solo si EUA es recíproco y permite vía libre a sus ciudadanos. Entre ambas naciones no existen relaciones diplomáticas desde el año 2008, cuando se expulsó al diplomático Philip Goldberg, acusado de conspirar contra el gobierno boliviano. Automáticamente, como contrapartida, Estados Unidos negó las acusaciones y expulsó de su país al entonces embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán. Una cadena de acontecimientos sucedieron luego, entre ellos, la expulsión de la Agencia Antidrogas (DEA) estadounidense, y de la Agencia de Cooperación Internacional (USAID) de suelo boliviano. Ambas entidades se dedicaban a conspirar, al punto que Morales ratificó que los índices de narcotráfico en el país habían descendido desde ese momento.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)