Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 12 de julio de 2017

Lo que demuestra y demanda el vídeo de sexo en una calle de Barcelona

Por JoseGabriel

Si bien alguno que otro le hallará algún viso de comicidad y atrevimiento, la escena captada por el vídeo que se ha hecho viral estos días en las redes es totalmente repudiable. Que una pareja haya optado por tener relaciones sexuales en la calle, a plena luz de día, y sin el más mínimo pudor, demuestra cuán lamentable se está tornando el estado de la decencia humana y la profundidad de la crisis de valores que atraviesa la sociedad contemporánea. Penosamente, la tendencia no parece que vaya a favor de la desaparición de hechos como este, sino a su aumento.

La situación no es exclusiva de España. Hechos denigrantes a la moral humana, sin caer en recatamientos y normas conductuales absurdamente prohibitivas y medievales, y muchos menos defenderlos, son frecuentes en un gran número de países del mundo. No obstante, desde lo que nos toca como españoles debemos unir nuestro empeño en evitar la ocurrencia de hechos como este, que solo empañan la imagen de nuestra sociedad y echan por tierra los principios más básicos bajo los que a todos nos gusta educar a nuestros hijos. La polémica escena tuvo lugar el pasado sábado 8 de julio en la plaza Hilari Salvador, de Barcelona. Una pareja decidió dar rienda a toda su pasión, sin importarle estar a la vista de cualquiera, y tuvieron sexo de manera descarnada y totalmente libre de cualquier tipo de pudor. Por si fuera poco, lo hicieron en las inmediaciones de un parque infantil y en una zona donde también hay una escuela. Era fin de semana, pero seguramente el día era lo que menos les importaba a los amantes.

Como es lógico, el pasaje, grabado en el vídeo por un vecino de la zona, ha colmado el vaso de la paciencia de los habitantes de la Barceloneta. Están hartos de todos los actos incívicos y vandálicos que deben sufrir muy a menudo, producto del “turismo de borrachera” que abunda en el área y los fenómenos sociales que ello desencadena. El último episodio, el de la escena sexual, ha rozado el esperpento y motivado la agudización de un auténtico debate vecinal sobre qué modelo aplicar en las áreas turísticas de Barcelona. La masiva ocupación turística de la ciudad y la consecuente especulación convierten al citado barrio y muchos otros en parques temáticos de fiesta y alcohol, según opinan muchos de los propios moradores, por lo que resulta indispensable un cambio de modelo turístico, que prevenga la ocurrencia de hechos tan repudiables y los castigue con mayor severidad. Quizás sea difícil el cambio de modelo, pero para los habitantes de la Barceloneta y todos aquellos a los que les resulte intolerable la ocurrencia de esos tipos de actos, es una necesidad y un objetivo primordial.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)