Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 12 de julio de 2017

Los beneficios y perjuicios de discutir en pareja

Por Janet Rios

Se dice que a pesar de la unión de amor entre dos personas, es prácticamente normal que se den situaciones que nos saquen de quicio. Esto sucede hasta en las mejores familias pero en diferentes grados. El secreto se encuentra en como seamos capaces de enfrentar y controlar las situaciones para que no sean transcendentales. A ningún ser humano que se encuentre viviendo en pareja le gusta encontrarse con choque de ideas entre ambos, sin embargo según los especialistas en las relaciones es necesario reconocer sentimientos y admitir culpas para salir adelante ante cualquier situación. Estas discusiones poseen un factor positivo, nos da la oportunidad de negociar la manera en que la pareja se comunica.

Discutir con la pareja, en ocasiones no es tan infernal como parece, varios expertos afirman que tiene su parte positiva y es una acción que ayuda a fortalecer los vínculos. Las forma en la que discutimos son el modo de cambiar varios puntos de vistas sobre un tema . Lo más común es que se produce por la existencia de ideas encontradas entre los integrantes. Las discusiones más comunes son las de parejas, pues en ocasiones trae consigo lágrimas como resultado debido a la impotencia de no decir todo lo que guardamos para no herir a la otra persona.

Una discusión sin llegar a las faltas de respeto, intercambia opiniones y según especialistas de cierto modo son oportunidades para mejorar en aquello que está fallando en la relación. Conocer mejor a tu pareja es una ventaja para intentar evitar de cierto modo estos altercados. Las peleas pueden ser beneficiosas durante la vida de la pareja, representa una posibilidad para que ambos puedan expresar sus ideas, frustraciones, liberar todo tipo de emociones y sobre todo presentar una mejor actitud.

Un buen consejo ante este tipo de situaciones, es mantener una posición pacífica y evadir los sentimientos de rivalidad hacia la otra persona. Lo más común que en medio de una discusión sea olvidado el motivo real y se comiencen a discutir cuestiones pasadas que o tiene nada que ver con el tema. Surgen gritos, sermones, faltas de respetos y gritos. En realidad el principal problema es que ambas posturas luchan por tener la razón y se olvidan lo que en realidad los une, que es el amor.

Es una ventaja discutir en ciertas ocasiones con la pareja, pues si bien es verdad que a todos nos gusta estar en paz y armonía el enojo acumulado puede ser el peor enemigo en una relación. Se dice que evitar los conflictos trae consigo un distanciamiento entre la pareja. Si ocultamos pleitos entre la pareja da a conocer que no existe una relación sana. La discusión de los diferentes puntos de vistas es un síntoma de comunicación.

Por ello un buen consejo es discutir o conversar los diferentes puntos de vistas que se posea en una relación de cierta y determinada cuestión. Quedarnos calladas no es una tarea muy útil para evitar hostilidades. No todas las discusiones terminan en una pelea, son muchos los casos en que los resultados se encuentran direccionados hacia una mejor relación personal entre ambos e incluso puedes llegar a conocer ese lado comprensivo de tu pareja que hasta ese momento no echabas de ver.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)