Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 5 de julio de 2017

No habrá participación mínima en el referéndum

Por Nacional Newsgur

El Parlament ha sido el escenario elegido por Junts pel Sí y la CUP para la presentación de la ley de referéndum catalana. El frente independentista determina que no existirá una participación mínima por lo que un solo voto más a favor de la separación con España marcaría la victoria en la consulta que la Generalitat piensa celebrar el próximo día 1 de octubre. “Una ley excepcional” que dejará de estar vigente tras la celebración del referéndum y que no determina cómo se llevará a cabo la elaboración del censo. Las mesas electorales estarán formadas por tres miembros, un presidente y dos vocales elegidos por sorteo.

Con la mayor parte de la oposición en contra, se presentó este martes la norma para la celebración del referéndum unilateral de independencia. Fechada para el próximo 1 de octubre, la consulta ya ha sido advertida de que será tachada de ilegal por el Tribunal Constitucional pero parece que eso no parece ser un freno para la plana independentista de Cataluña. Junts pel Sí y la CUP, acompañados de otros personajes políticos de relevancia como el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras y los consejeros Josep Rull y Raül Romeva; presentaron ayer en el Parlament la ley de referéndum. Una ley sobre la que se puso de manifiesto la participación de la ciudadanía que tanto han defendido los soberanistas durante los últimos meses. Pero la norma presentada no habló de la necesidad de establecer ninguna participación mínima para dar luz verde al referéndum. Según el artículo 4 de la misma, tan solo un voto más a favor del sí determinaría la independencia para el pueblo catalán en los comicios. Si esto ocurriese, “el Parlament dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados [...] celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña”. Pero en caso de no ser así y de que el no ganase, se convocarían elecciones autonómicas a la mayor brevedad posible.

Se trata de “una ley excepcional”, según aclara el vicepresidente del Parlamento, Lluís Maria Corominas, quien asegura que dejará de ser vinculante tras la celebración del referéndum independentista. Así mismo, ni Junts pel Sí ni la CUP han aclarado cómo se realizará la elaboración del censo que, a pesar de tener que ser validado por Sindicatura Electoral, actual Junta Electoral; quedará bajo responsabilidad de la Generalitat. Las mesas electorales, por su parte, estarán conformadas por tres miembros, un presidente y dos vocales que serán designados a través de un sorteo público y que supondrán “cargos obligatorios”.

Toda una serie de medidas sobre las que tiene la decisión final el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. Será esta misma tarde cuando el líder catalán dé a conocer los detalles sobre el referéndum en un acto convocado en el Teatro Nacional de Cataluña.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)