Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

miércoles, 12 de julio de 2017

Rusia y EE.UU., ¿juntos por la ciberseguridad?

Por JoseGabriel

Fue toda una sorpresa. Que Estados Unidos y Rusia podrían tomar medidas conjuntas en materia de ciberseguridad, luego de más de seis meses de acusaciones del primero a la segunda de haber interferido en los comicios presidenciales de noviembre pasado, dejó boquiabierto a más de uno. Pocos imaginaban que esa eventual colaboración pudiera ser un desenlace posible al conflicto cibernético que se ha sumado al diferendo entre ambas naciones y, sin embargo, así lo anunció Trump desde Twitter este domingo. Su encuentro con Putin en la cumbre del G20 celebrada en Hamburgo fue lo más esperado del cónclave y los resultados de la reunión no pudieron ser más relevantes.

Primero, ambos mandatarios acordaron un alto el fuego en el suroeste de Siria, lo cual sería un gran paso de avance en la resolución de un conflicto armado que ya va por seis años, y luego, a juzgar por el anuncio del estadounidense, valoraron la posibilidad de crear una “unidad de ciberseguridad” conjunta. Esto último fue sin dudas lo más sorprendente de todo. Pese a que los servicios de inteligencia estadounidenses acusan a Rusia de haber interferido cibernéticamente en las elecciones presidenciales del año pasado, y de tener comandos especializados para atentar contra el orden occidental desde el ámbito de Internet, Trump habría acordado con su homólogo del importante país euroasiático colaborar en la prevención de los ciberataques. Sin embargo, el supuesto “logro” del encuentro bilateral ha caminado poco. Apenas el magnate republicano lo anunció en su Twitter, un aluvión de críticas de hasta personalidades de su partido se le vinieron encima, obligándolo a replantearse la posibilidad de colaboración y a cambiar su discurso al respecto.

Para la tarde del domingo, el mismo día en que adelantó la predisposición presidencial para trabajar de conjunto, Trump tuvo que dejar en claro, también desde la red social del pájaro azul, que el hecho de que haya discutido con su par ruso la idea no significaba exactamente que fuese a suceder. “No va a pasar”, precisó el mandatario, dando marcha atrás al parecer a cualquier posibilidad de que las dos naciones colaboren en una esfera que ahora las enfrenta, la seguridad informática. Tras reunirse con Putin en Hamburgo, Trump había declarado que “llegó la hora de trabajar de una forma constructiva con Rusia”. En sus tuits sostuvo que le planteó al mandatario ruso el tema de la presunta interferencia de su Gobierno en las elecciones estadounidenses y que este había “negado vehementemente” cualquier interferencia desde el Kremlin. El magnate nunca se pronunció sobre si le creyó o no, pero el hecho de haber incluso pensado en la posibilidad de colaborar en el ciberespacio ya le valió para otra gran oleada de críticas y no solo de sus detractores; críticas que le hicieron cancanear y rectificar su discurso, demostrando una vez más las fuertes incoherencias o debilidades de las que su agenda presidencial adolece.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)