Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

jueves, 13 de julio de 2017

Trazan el nuevo camino para Colombia

Por Elizabeth Almeida

Bolivia fue otro de los que se sumó a celebrar la voluntad para hablar y entenderse mostrada por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo. En la reunión, diplomáticos de Reino Unido, Suecia y Estados Unidos argumentaron que esta nueva misión de las Naciones Unidas acompañará una etapa muy importante de la búsqueda de una paz duradera, plena y segura reinserción política, económica y social de los guerrilleros en la vida cotidiana de Colombia. La resolución 2366 del Consejo de Seguridad dispone que la nueva misión comience sus actividades oficiales el 26 de septiembre de este año, y se extenderá por un período de 12 meses.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó este lunes por unanimidad la resolución número 2366 la cual crea una nueva misión política para acompañar el complejo proceso de paz en Colombia. La iniciativa tiene como objetivo apoyar la siguiente fase de la implementación del acuerdo de paz firmado en noviembre pasado por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, tras varios años de negociaciones en La Habana, Cuba, para poner fin a tortuosas décadas de conflicto interno.

Según el texto, esta nueva misión respaldará la reintegración política, económica y social de los guerrilleros, la seguridad de ese proceso y la protección y la organización de los territorios colombianos que estaban afectados por las hostilidades. El día 27 de junio culminó, con la entrega de las armas de manera individual por los insurgentes, la etapa supervisada por la primera misión política de la ONU, que había sido creada por dicho Consejo en enero del 2016. En una misiva dirigida al Consejo y al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, el pasado 5 de junio, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, expresó el profundo interés de las partes en la nueva fuerza.

La sesión del Consejo de Seguridad de este lunes contó también con la presencia de la canciller colombiana, María Ángela Holguín. En la jornada embajadores de países miembros del Consejo de la organización internacional reconocieron el compromiso del gobierno y de las FARC-EP con garantizar la paz en Colombia, postura que calificaron de un ejemplo a seguir para el resto del mundo.

Después de adoptar la resolución 2366, el representante permanente uruguayo, Elbio Rosselli, recordó que el planeta es testigo a diario de malas noticias, por la continuidad de los conflictos que cuestan miles de vidas y dejan profundas e imborrables huellas en la memoria de las naciones. El diplomático destacó en la sesión de los 15 miembros, presidida por China, que en este contexto, la luz de la paz constituye para el resto de los países un motivo de inmensa satisfacción. Por su parte, los embajadores de Egipto y Ucrania también llamaron a aprovechar las experiencias devenidas de los esfuerzos para detener el conflicto colombiano, de cara a la solución de otras crisis que actualmente se acrecientan por la falta de comunicación entre las partes y una verdadera voluntad política encaminada al diálogo y a la tranquilidad nacional.

Bolivia fue otro de los que se sumó a celebrar la voluntad para hablar y entenderse mostrada por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo. En la reunión, diplomáticos de Reino Unido, Suecia y Estados Unidos argumentaron que esta  nueva misión de las Naciones Unidas acompañará una etapa muy importante de la búsqueda de una paz duradera, plena y segura reinserción política, económica y social de los guerrilleros en la vida cotidiana de Colombia. La resolución 2366 del Consejo de Seguridad dispone que la nueva misión comience sus actividades oficiales el 26 de septiembre de este año, y se extenderá por un período de 12 meses.

El conflicto armado en Colombia se desarrolla en ese país sudamericano desde la década de 1960. Los principales involucrados han sido en un comienzo el Estado colombiano y las guerrillas de extrema izquierda, sumándose décadas después los grupos paramilitares de extrema derecha, los carteles del narcotráfico y las bandas criminales que han aprovechado la situación de inestabilidad en el país para realizar numerosos crímenes. De esa manera Colombia se convirtió en uno de los países del mundo con un mayor número de desplazados por el cruento conflicto y el número de asesinatos, violaciones y secuestros cometidos por las partes encontradas lo hicieron escenario del mayor drama humanitario de América Latina.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)