Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

viernes, 14 de julio de 2017

Vitolo y los dardos sevillanos

Por Eme

En cuatro temporadas con el Sevilla, Vitolo no ha llegado a diez dianas por temporada, no obstante quiere cambiar ese número ahora que llega al Atlético de Madrid, un club carente de pólvora en la delantera y dependientes como son del francés Griezmann. No obstante, el club lo cederá temporalmente a Las Palmas, de donde es oriundo. Pero el culebrón de Vitolo no se centra en su baja productividad, si no en lo sorprendente del fichaje por los del Atleti, cuando media directiva sevillana insistía en que el canario había ampliado su contrato con ellos. A todos les cogió movido el contrato con el Atleti, y con su partida, en el Sevilla se abre una crisis, sostenida desde que también se marchara del club su entonces director técnico, Jorge Sampaoli. No escampa.

El canario Vitolo, delantero integrante del seleccionado de España, y desde hace cuatro años en el club sevillano, no sabía con quién coquetear este verano, si se quedaba con la señora de siempre, el Sevilla, o si se largaba, con el poderoso club que le quiñaba el ojo, el Atlético de Madrid. Finalmente y para sorpresa de muchos, Vitolo se zafó del pasado, y se marchó al club colchonero, desatando así una crisis en Sevilla, que ha estado entre algodones desde que Jorge Sampaoli, su DT, los abandonada, por ir tras el sueño albiceleste. Un mal año dirían, pero esto apenas comienza.

Desde la ciudad sureña, llegaban atisbos de las dudas del canario, aunque su presidente José Castro, asegurara una y otra vez, que Vitolo se quedaba hasta el 2022, que ya habían documentos firmados, por el padre del jugador y su representante Margarita Garay, donde se aceptaban todos los puntos del acuerdo, presentado por ellos, donde el jugador subía su cláusula a los 50 millones de euros con una considerable aumento en su salario anual. No obstante, Vitolo, decidió viajar a Madrid, y allí le convencieron según sus propias palabras, en lo deportivo y en lo económico. «Las conversaciones que he tenido no las voy a desvelar. Estaba cerca de renovar con el Sevilla pero faltaban flecos y el Atlético apostó fuerte por mí, me trasladó cosas deportivas y económicas que eran buenas», dijo en rueda de prensa. 

El Atlético de Madrid habría pagado su cláusula de rescisión, de 35,7 millones de euros, aunque el club sevillano se habría sentado para analizar, si con ese pre-acuerdo firmado por parte del progenitor y representante de Vitolo, podría iniciarse un proceso de demandas. Pero Vitolo, no teme las consecuencias, al menos considera que el club y los aficionados no tienen por qué molestarse. «No tengo nada que decirle al presidente del Sevilla, al Sevilla le debo prácticamente todo, cuando estaba en Las Palmas ellos apostaron por mí, he conseguido títulos, he sudado la camiseta como el que más. Ahora he cambiado de dirección pero le estaré siempre agradecido al Sevilla», comentó el día en que estaba siendo presentado por el club deportivo Las Palmas, lugar donde nació e inició su carrera deportiva. «Gracias a todos por venir. Es un orgullo estar aquí otra vez, estoy en mi casa y se me brinda la oportunidad de estar aquí y me hace muy feliz. Ojalá pueda devolver todo el cariño que me dan. Mi desafío (en Las Palmas) es ayudar al equipo a ser competitivo. Intentar el objetivo cuanto antes que es la permanencia».

El hecho es que Vitolo se ha metido entre las patas del caballo por acceder a un club más exitoso, pero el Atleti le ha mandado a casa, al menos hasta el 1ro de enero, a ver cómo le va en Las Palmas, que solo pretende la permanencia en primera división. Después de cuatro meses, aclararon tanto los colchoneros como los amarillos, Vitolo podrá presentarse a las órdenes del argentino Diego Simeone. Un riesgo tomado, pero que valdrá la pena, pensará el canario, aunque las críticas y los dardos venenosos no dejan de llegar desde Sevilla. Vitolo tampoco la ha pasado bien, pero acaba de romperse el silencio y la presión. «Han sido 48 horas muy duras para mí, y sobre todo para mi familia, que son los que sufren por mí». Así es la vida, Vitolo es un nuevo colchonero, mientras Sevilla se hunde. 

Comentarios destacados

Best Comments (last month)