Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 18 de julio de 2017

Las agitadas carreteras del mercado futbolístico

Por Aliet Arzola

Cuando ya todos los trofeos de la temporada se alzaron al cielo europeo, arrancan otras carreras entre los clubes del Viejo Continente. En el verano, los despachos de cada institución se activan con ejecutivos que pueden llegar a tener la misma sangre fría de un delantero, los reflejos de un portero o la visión del más fino centrocampista. Ellos son los responsables de moldear las plantillas, negociar entradas, salidas, cesiones y estudiar cada uno de los posibles movimientos. Durante los últimos días, estos directivos han dejado varias sorpresas con fichajes que no se podían vaticinar meses atrás, algunos de ellos con importantes desembolsos económicos.  

Por ejemplo, el Barca se ha llevado a Nelson Semedo para su lateral derecho por más de 30 millones, el Manchester City ha establecido récord mundial en el traspaso de un defensor con Kyle Walker, mientras el Milán ha detonado el mercado italiano con la contratación por 40 millones de euros de Leonardo Bonucci, uno de los ejes de la zaga de la Juventus. Pero el ajetreo va más allá de la última línea, porque el Real Madrid hizo oficial, por fin, la llegada de Dani Ceballos, el cerebro del Betis que ahora buscará un puesto en la plantilla de la casa blanca. Además, el Sevilla parece encontrar un bálsamo tras la escaramuza de Vitolo, pues se comenta que están cerca de incorporar a Nolito, uno de los grandes talentos españoles que fue a probar suerte (sin demasiado éxito) en el City de Pep Guardiola.

De todos estos casos, hay dos que llaman particularmente la atención. El primero es el de Kyle Walker, lateral derecho que la pasada campaña jugó en el Tottenham y fue considerado por múltiples medios ingleses como el mejor de su posición en la Premier League. Su desembarco en el Manchester City es un claro efecto dominó tras el cambio de planes de Dani Alves, quien decidió marchar a Paris y no vivir otra etapa con Guardiola. Sin un lateral diestro de garantías, los Citizens se lanzaron por Walker, cuya salida de los Spurs solo se podía trabar por cuestiones monetarias, pues su titularidad en el club estaba en el aire. Desavenencias con el técnico Mauricio Pochettino y la irrupción de Kieran Trippier como un recambio de garantías lo impulsaban lejos de la entidad londinense, y el traspaso se concretó.

El City pagó una cantidad cercana a los 50 millones de libras (más de 57 millones de euros), el desembolso más grande realizado en la historia por un defensa. Además, Walker pasa a comandar la lista de los traspasos más caros de jugadores ingleses, detalle bastante sorprendente, porque, si bien tiene calidad y domina los preceptos de la Premier, no se acerca al pedigrí de otros grandes futbolistas de esa nación. Kyle Walker aportará al Manchester City profundidad y velocidad por la banda derecha y, sobre todo, será una opción de mucho mayor impacto respecto a las anteriores piezas de Guardiola en esa banda.

Pero mucho más ruido causó en Italia el viaje de Leonardo Bonucci al Milán, desarticulando la BBC de la defensa de la Juventus. Todavía es un misterio qué pasó en los vestuarios de Cardiff en el descanso de la final de la Champions, pero al parecer saltaron las chispas en los casilleros de la Vechia Signora y Bonucci puede haber sido protagonista de algún altercado con el técnico Allegri. Esos problemas, unidos al interés y poder económico del Milán, han colocado al zaguero de la selección italiana en el bando rossonero. Allí cargará los galones de líder, teniendo en cuenta que el equipo no ha tenido un rostro distintivo desde la retirada de la última gran generación del club.         

Bonuncci, quien ha firmado el traspaso más caro para un jugador de más de 30 años, comandará la avanzada de fichajes del Milán de cara a la próxima campaña, para la cual se han reforzado en todas las líneas con la aspiración de asaltar la cabeza de la Serie A y regresar al escenario europeo que dominaron en algún momento de historia. El ex jugador de la Juventus es un recio defensor, con vasta experiencia en el más alto nivel, justo lo que necesitaba el conjunto ahora que, por fin, puede terminar una dolorosa y convulsa etapa de transición, con nuevos dueños y nuevos rostros en la plantilla.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)