Enviar por email

tu nombre: email destino: mensaje:
Nombre de Usuario: Email: Contraseña: Confirmar Contraseña:
Entra con
Confirmando registro ...

Edita tu perfil:

Usuario:
País: Población: Provincia:
Género: Cumpleaños:
Email: Web:
Como te describes:
Contraseña: Nueva contraseña: Repite contraseña:

martes, 11 de julio de 2017

Los viejos fantasmas de Nadal

Por Aliet Arzola

Justo después de ganar 28 sets consecutivos y dar la impresión de que nadie podría desbancarlo, Rafael Nadal no solo dejó una manga en el camino, sino que también perdió el partido de octavos de final en Wimbledon, donde se encontró con el fantasma más viejo de su carrera. El luxemburgués Gilles Muller, el mismo que lo había eliminado en su segunda aventura londinense hace 12 años, apareció nuevamente en el camino del español y repitió el guion solo con algunas variaciones. Otra vez cinco sets (3-6, 4-6, 6-3, 6-4, 13-15) de batallar precedieron la caída del balear, quien ya lleva seis años sin avanzar a los cuartos de final en el All England Club.

Casi cinco horas (4:48) de puro tenis dieron Nadal y Muller en la pista central del mítico escenario británico, donde miles de personas observaron el partido en las tribunas y en las afueras de la instalación, muchos de ellos esperando por el duelo entre el serbio Novak Djokovic y el francés Adrian Mannarino, pactado a celebrarse a celebrarse a última hora, aunque finalmente fue pospuesto por la extensión del match de Rafa. Este se vivió con particular emoción, porque Muller acabó temprano con los pronósticos y tomó la delantera con dos sets que le supieron a gloria, pero a mitad de camino el español recuperó los colores y también borró la desventaja.

Sin embargo, no fue la mejor fecha para Nadal, quien encontró muy pocas soluciones para contrarrestar el saque de Muller, decimosexto preclasificado. Los servicios del luxemburgués superaron las 120 millas por hora en repetidas ocasiones y, además, rozaron la perfección en términos de ubicación y efectos, detalles muy incómodos para el ibérico. No obstante, es admirable su capacidad de reacción cuando el choque se iba por el barranco con el 0-2. En esa circunstancia incómoda y de excesiva presión, el manacorí mostró su sangre fría y todas las credenciales de jugador hecho para los momentos cumbres. Sus saques ganaron en velocidad y fueron dirigidos a puntos inalcanzables para Muller, quien bajó el ritmo y se vio agotado físicamente.

Con los toques necesarios, sin subir excesivamente a la red, parecía que Nadal tenía la sartén por el mango al entrar en el quinto set, pero el luxemburgués recuperó la precisión de sus servicios y la efectividad de sus golpes en general, al punto de tener hasta cuatro oportunidades de quiebre (match point), las cuales Nadal salvó con pura voluntad. Su garra, manifiesta en cada punto que ganaba, lo mantuvieron a flote, pero existía la sensación de que Muller podría doblegarlo más temprano que tarde tras tomar un segundo aire y clarificar las líneas de su juego.

Aunque en términos generales Muller cometió más de 30 errores no forzados (88) que Nadal (55), en la última manga limitó las equivocaciones, presionó a Nadal subiendo a la red con ventaja y martilló con tiros paralelos a las líneas laterales, en su mayoría insalvables. Justo esas subidas a la net resultaron fatales para Nadal, quien reconoció tras el partido que se sentía más cómodo trabajando desde el fondo, aspecto que aprovechó muy bien un tenista de experiencia (34 años) como Mulller. Ahora el representante de Luxemburgo se enfrentará en cuartos al croata Marin Cilic, mientras Roger Federer se las verá con el canadiense Milos Raonic. Con vida también sigue el líder del orbe, Andy Murray, quien buscará reeditar la corona del 2016.

La única representante española que permanece en competencia es Garbiñe Muguruza, protagonista de una de las notas destacadas del lunes, al desbancar a la puntera del rankig, la alemana Angelique Kerber. La ibérica comenzó perdiendo 4-6 la primera manga, pero remontó y ganó por idénticos 6-4 las dos decisivas y en cuartos de final se las verá con la rusa Svetlana Kuznetsova. En esa instancia tendrán lugar otros duelos interesantes, como el de la segunda preclasificada Simona Halep contra la británica Johanna Konta, el cual puede darle a la rumana los puntos necesarios para escalar a la cima mundial, sin importar si gana o no el evento al final. Por su parte, la estadounidense Venus Williams chocará en duro duelo ante Jelena Ostapenko.

Comentarios destacados

Best Comments (last month)